Utilizamos cookies para comprender de qué manera utiliza nuestro sitio y para mejorar su experiencia. Esto incluye personalizar el contenido y la publicidad. Para más información, Haga clic. Si continua usando nuestro sitio, consideraremos que acepta que utilicemos cookies. Política de cookies.
Presenta Sitios para socios Información LinkXpress
Ingresar
Publique su anuncio con nosotros
ORTHO CLINICAL DIAGNOSTICS

Pruebas para enfermedad de Lyme ofrecen detección más exacta

Por el equipo editorial de Labmedica en español
Actualizado el 03 Jan 2018
Print article
Imagen: Esta erupción tipo también se llama eritema migrans. Una erupción causada por la enfermedad de Lyme no siempre se ve así y aproximadamente el 25% de las personas infectadas con la enfermedad de Lyme pueden no tener sarpullido, de ahí la necesidad de nuevas pruebas de diagnóstico (Fotografía cortesía de James Gathany/CDC).
Imagen: Esta erupción tipo también se llama eritema migrans. Una erupción causada por la enfermedad de Lyme no siempre se ve así y aproximadamente el 25% de las personas infectadas con la enfermedad de Lyme pueden no tener sarpullido, de ahí la necesidad de nuevas pruebas de diagnóstico (Fotografía cortesía de James Gathany/CDC).
La enfermedad de Lyme es la infección transmitida por garrapatas más común en América del Norte y Europa. Actualmente hay más de 300,000 casos de enfermedad de Lyme cada año, solo en los EUA, y la enfermedad aumenta en número y se extiende a nuevas regiones. 
 
La enfermedad de Lyme con frecuencia, pero no siempre, se presenta con una erupción en centro de blanco y cuando la erupción no existe, se necesita una prueba de laboratorio. Los métodos de diagnóstico nuevos ofrecen una mejor oportunidad para una detección más exacta de la infección por la bacteria que produce la enfermedad, la infección transmitida por garrapatas más común en América del Norte y Europa.
 
Científicos de la Universidad de Rutgers (Nueva Brunswick, NJ, EUA) y sus colegas, examinaron los métodos de diagnóstico empleados para detectar la enfermedad de Lyme. En 1994 se estableció un protocolo de análisis de dos niveles para el serodiagnóstico, que implica un inmunoensayo enzimático (EIA) o un anticuerpo de fluorescencia indirecto, seguido (si es reactivo) por inmunoblots Western para la inmunoglobulina M (IgM) y la IgG. Estos ensayos se prepararon a partir de células enteras de Borrelia burgdorferi cultivadas que carecen de antígenos clave que se expresan in vivo y que expresan antígenos que pueden unir anticuerpos que no son de Borrelia.
 
Los inconvenientes adicionales, en particular para el componente de inmunotransferencia Western, incluyen una baja sensibilidad en los casos de infección temprana, complejidad técnica e interpretación subjetiva cuando se puntúa mediante examen visual. Sin embargo, la prueba de dos niveles con inmunotransferencia sigue siendo el punto de referencia para la evaluación de métodos o enfoques nuevos. Los ensayos serológicos de próxima generación, preparados con proteínas recombinantes o péptidos sintéticos y los protocolos de prueba alternativos, ahora pueden superar o soslayar muchos de estos inconvenientes del pasado. Los autores describen las pruebas de serodiagnóstico de próxima generación para la enfermedad de Lyme, centrándose en los métodos que están actualmente disponibles o al alcance de la mano.
 
Steven Schutzer, MD, médico científico y autor principal del estudio, dijo: “Hay ahora nuevas pruebas disponibles que ofrecen resultados más exactos y menos ambiguos, que pueden arrojar resultados sobre los que se puede actuar de manera oportuna. Las pruebas mejoradas permitirán un diagnóstico más temprano, lo que debería mejorar los resultados de los pacientes. Las nuevas pruebas son más exactas y no son tan susceptibles a los mismos resultados falsos positivos o falsos negativos asociados con las pruebas actuales”. El estudio fue publicado el 7 de diciembre de 2017 en la revista Clinical Infectious Diseases.
 

Print article

Canales

Copyright © 2000-2018 Globetech Media. All rights reserved.