Utilizamos cookies para comprender de qué manera utiliza nuestro sitio y para mejorar su experiencia. Esto incluye personalizar el contenido y la publicidad. Para más información, Haga clic. Si continua usando nuestro sitio, consideraremos que acepta que utilicemos cookies. Política de cookies.
Presenta Sitios para socios Información LinkXpress
Ingresar
Publique su anuncio con nosotros
Direct Effect Media/Illumina

Prueba de biopsia líquida detecta ocho tipos de cáncer

Por el equipo editorial de Labmedica en español
Actualizado el 20 Feb 2018
Print article
Imagen: La prueba para múltiples analitos, CancerSEEK, evalúa simultáneamente los niveles de ocho proteínas cancerígenas y la presencia de mutaciones genéticas del cáncer a partir del ADN circulante en la sangre (Fotografía cortesía de Elizabeth Cook y Kaitlin Lindsay, Universidad Johns Hopkins).
Imagen: La prueba para múltiples analitos, CancerSEEK, evalúa simultáneamente los niveles de ocho proteínas cancerígenas y la presencia de mutaciones genéticas del cáncer a partir del ADN circulante en la sangre (Fotografía cortesía de Elizabeth Cook y Kaitlin Lindsay, Universidad Johns Hopkins).
Los investigadores del cáncer han desarrollado una prueba de sangre de “biopsia líquida” que puede detectar ocho tipos comunes de cáncer mediante la evaluación de los niveles de proteínas circulantes y las mutaciones en el ADN libre de células.

La prueba CancerSeek busca mutaciones en 16 genes que surgen regularmente en las células cancerosas y ocho proteínas que, a menudo, se liberan. El ensayo fue diseñado para detectar los ocho tipos comunes de cáncer que representan más del 60% de las muertes por cáncer en los Estados Unidos. Cinco de los cánceres detectados por CancerSeek no tienen, actualmente, una prueba de detección.

Investigadores de la Universidad Johns Hopkins (Baltimore, MD, EUA) ensayaron el análisis de biopsia líquida, CancerSeek, en 1.005 pacientes que ya habían sido diagnosticados con uno de ocho tipos de cáncer: ovárico, hepático, estomacal, pancreático, esofágico, colorrectal, pulmón o mama. Se excluyeron las personas cuyo cáncer había hecho metástasis, por lo que la atención se centraría en las primeras etapas de la enfermedad.

Los resultados revelaron que la efectividad de CancerSEEK variaba ampliamente según el cáncer: detectaba el 98% de los cánceres de ovario, pero solo el 33% de los casos de cáncer de mama. Pudo identificar el órgano en el que la enfermedad había echado raíces en aproximadamente el 63% de los pacientes. Además, la prueba se desempeñó mejor en los cánceres de etapa tardía que en los anteriores, encontrando el 78% de los casos en los que la enfermedad se encontraba en etapa III frente al 43% de los tumores en etapa I.

Las sensibilidades de la prueba variaron del 69% al 98% para la detección de cinco tipos de cáncer (ovario, hígado, estómago, páncreas y esófago) para los que no hay pruebas de detección disponibles para individuos de riesgo promedio. La especificidad de CancerSEEK fue superior al 99%: solo siete de 812 controles sanos arrojaron resultados positivos.

“Muchos de los tratamientos de cáncer más prometedores que tenemos hoy en día solo benefician a una pequeña minoría de pacientes con cáncer, y los consideramos grandes avances. Si vamos a avanzar en la detección precoz del cáncer, tenemos que comenzar a verlo de una manera más realista, reconociendo que ninguna prueba detectará todos los cánceres”, dijo el autor contribuyente, el Dr. Bert Vogelstein, profesor de oncología en la Universidad Johns Hopkins. “Esta prueba representa el siguiente paso para cambiar el enfoque de la investigación del cáncer de la enfermedad en etapa tardía a la enfermedad temprana, que creo que será fundamental para reducir las muertes por cáncer a largo plazo”.

La prueba CancerSeek se describió en la edición en línea del 18 de enero de 2018 de la revista Science.


Print article

Canales

Copyright © 2000-2018 Globetech Media. All rights reserved.