Utilizamos cookies para comprender de qué manera utiliza nuestro sitio y para mejorar su experiencia. Esto incluye personalizar el contenido y la publicidad. Para más información, Haga clic. Si continua usando nuestro sitio, consideraremos que acepta que utilicemos cookies. Política de cookies.
Presenta Sitios para socios Información LinkXpress
Ingresar
Publique su anuncio con nosotros
SYSMEX

Prueba de óxido nitroso exhalado diagnostica el asma

Por el equipo editorial de Labmedica en español
Actualizado el 11 Jan 2018
Print article
Aunque cada año se diagnostican alrededor de 24 millones de estadounidenses con asma, no existe una sola prueba que pueda diagnosticar la enfermedad y los síntomas comunes, puesto que la dificultad para respirar, las sibilancias y la tos, son relativamente inespecíficos.
 
Los médicos pueden usar diversas pruebas, incluida la respuesta a los broncodilatadores y los resultados positivos en la provocación bronquial, para ayudar en el diagnóstico del asma en el contexto clínico apropiado, pero no existe una prueba diagnóstica estándar de criterio único. Más recientemente, se ha agregado la concentración de óxido nítrico exhalado fraccional (FeNO) a la lista de pruebas que los médicos pueden usar para diagnosticar el asma.
 
Un equipo de científicos de la Clínica Mayo (Rochester, MN, EUA) llevó a cabo una búsqueda bibliográfica exhaustiva de seis bases de datos. La búsqueda incluyó ensayos clínicos aleatorizados y estudios observacionales que (1) incluyeron pacientes de cinco años o más con sospecha de asma, (2) compararon las pruebas de FeNO (prueba de diagnóstico) con las pruebas de diagnóstico estándar de asma realizadas por profesionales de la salud en función de la historia clínica u otras pruebas de diagnóstico (diagnóstico clínico, respuesta a los broncodilatadores y resultados positivos a la provocación bronquial) (prueba de referencia), y (3) informó la exactitud diagnóstica de la prueba FeNO.
 
El equipo incluyó 43 estudios con un total de 13.747 pacientes. En adultos, con límites de FeNO de menos de 20, de 20 a 29, de 30 a 39 y de 40 o más partes por billón (ppb), las pruebas de FeNO tenían sensibilidades de 0,80, 0,69, 0,53 y 0,41, respectivamente, y especificidades de 0,64, 0,78, 0,85 y 0,93, respectivamente. En los niños, utilizando puntos de corte de FeNO de menos de 20 y de 20 a 29 ppb, las pruebas de FeNO tenían sensibilidades de 0,78 y 0,61, respectivamente, y especificidades de 0,79 y 0,89, respectivamente. Dependiendo del límite establecido para FeNO, las probabilidades después de la prueba de tener asma con un resultado positivo en la prueba de FeNO aumentaron entre 2,80 veces hasta 7,00 veces. La exactitud diagnóstica fue modestamente mejor en asmáticos no tratados con corticosteroides, niños y no fumadores que en la población general.
 
M. Hassan Murad, MD, MPH, el investigador principal del estudio, dijo: “El asma a veces puede ser difícil de diagnosticar, y el FeNO puede ser útil para tomar decisiones terapéuticas utilizando mayor cantidad de evidencia. Además del historial del paciente, la prueba inicial suele ser la espirometría con una evaluación de la respuesta broncodilatadora. Si esta prueba no confirma el diagnóstico, pero el índice de sospecha de asma aún es alto, la medición de FeNO puede ser útil para descartar una enfermedad; aunque todavía pasará por alto algunos pacientes con asma”. El estudio fue publicado el 20 de diciembre de 2017 en la revista Mayo Clinic Proceedings.
 

Print article

Canales

Copyright © 2000-2018 Globetech Media. All rights reserved.