Utilizamos cookies para comprender de qué manera utiliza nuestro sitio y para mejorar su experiencia. Esto incluye personalizar el contenido y la publicidad. Para más información, Haga clic. Si continua usando nuestro sitio, consideraremos que acepta que utilicemos cookies. Política de cookies.

Please note that the LabMedica website is also available in a complete English version
Presenta Sitios para socios Información LinkXpress
Ingresar
Publique su anuncio con nosotros
Greiner Bio-One

Deascargar La Aplicación Móvil




Eventos

ATENCIÓN: Debido a la EPIDEMIA DE CORONAVIRUS, ciertos eventos están siendo reprogramados para una fecha posterior o cancelados por completo. Verifique con el organizador del evento o el sitio web antes de planificar cualquier evento próximo.
19 may 2020 - 22 may 2020

Panel de proteínas predice el riesgo para el desarrollo de la enfermedad cerebral de vasos pequeños

Por el equipo editorial de LabMedica en español
Actualizado el 17 Feb 2020
Print article
Imagen: Estructura de la solución de la proteína IL-18 (interleuquina 18) (Fotografía cortesía de Wikimedia Commons)
Imagen: Estructura de la solución de la proteína IL-18 (interleuquina 18) (Fotografía cortesía de Wikimedia Commons)
Una red de seis biomarcadores inflamatorios centrados en la interleuquina-18 (IL-18) puede predecir el riesgo de desarrollo de enfermedad cerebral de vasos pequeños (CSVD, por sus siglas en inglés), una enfermedad cerebral diagnosticada actualmente utilizando la resonancia magnética (RM).

La CSVD puede conducir a un mayor riesgo de múltiples formas de demencia, incluida la enfermedad de Alzheimer y accidente cerebrovascular. El síndrome se caracteriza por cambios patogénicos en la sustancia blanca del cerebro. La materia blanca es el tejido a través del cual pasan los mensajes entre diferentes áreas de materia gris dentro del sistema nervioso central. La sustancia blanca es blanca debido a la mielina, la grasa que rodea las fibras nerviosas (axones). Esta mielina se encuentra en casi todas las fibras nerviosas largas y actúa como un aislamiento eléctrico, lo cual es importante porque facilita la transferencia de mensajes de un lugar a otro. A diferencia de la materia gris, que alcanza su punto máximo de desarrollo en los veinte años de una persona, la materia blanca se sigue desarrollando y alcanza su punto máximo en la mediana edad.

Dado que actualmente la CSVD solo se puede diagnosticar mediante una resonancia magnética después de la aparición de demencia o accidente cerebrovascular, los investigadores de la Universidad de California, Los Ángeles (EUA) trataron de determinar si una red interconectada de biomarcadores inflamatorios centrados en IL- 18 y todas las lesiones asociadas previamente a la sustancia blanca podrían detectar cambios patógenos en la sustancia blanca.

Para este estudio, los investigadores midieron las hiperintensidades de la sustancia blanca cerebral (WMH) y el agua libre (FW) en una cohorte de 167 personas cuya edad promedio era 76,4 años y que tenían cognición normal o deterioro cognitivo leve. Además, se midieron los niveles séricos de una red biológica de moléculas de inflamación que incluyen la MPO (mieloperoxidasa), el GDF15 (factor de crecimiento/diferenciación 15), la RAGE (proteína quinasa MOK), el ST2 (receptor 1 de la interleuquina 1), la IL-18 y la MCP (proteína quimioatrayente de monocitos 1). A un subgrupo compuesto por 110 de los participantes también les realizaron una resonancia magnética cerebral mientras que otros 49 fueron examinados por imagenología de tensor de difusión.

Los resultados revelaron que los individuos cuyas pruebas de resonancia magnética o tensor de difusión mostraron signos de CSVD tenían niveles significativamente elevados de las seis proteínas de la sangre. Aquellos con niveles superiores a la media de las seis proteínas inflamatorias tenían el doble de probabilidades de tener signos de CSVD en una resonancia magnética y un 10% más de probabilidades de mostrar signos tempranos de daño en la sustancia blanca.

En una segunda cohorte de 131 individuos que se presentaron para la evaluación de déficits neurológicos agudos después de un accidente cerebrovascular, los investigadores midieron los niveles séricos de 11 biomarcadores inflamatorios. Los resultados de los análisis de sangre de individuos en esta cohorte mostraron que los niveles elevados de las proteínas relacionadas con IL-18 se correlacionan con cambios en la sustancia blanca en el cerebro, detectables mediante resonancia magnética.

“Me sorprendió gratamente que pudiéramos asociar la inflamación del torrente sanguíneo con la CSVD en dos poblaciones bastante diferentes”, dijo el autor principal, el Dr. Jason Hinman, profesor asistente de neurología en la Universidad de California, Los Ángeles. “La esperanza es que esto genere una nueva prueba de diagnóstico que los médicos pueden comenzar a usar como una medida cuantitativa de la salud del cerebro en personas que corren el riesgo de desarrollar enfermedad cerebral de vasos pequeños. Tenemos la esperanza de que esto establecerá el campo en los esfuerzos más cuantitativos para la CSVD para que podamos guiar mejor las terapias y las nuevas intervenciones”.

El estudio sobre la CSVD se publicó en la edición en línea del 24 de enero de 2020 de la revista PLoS One.

Enlace relacionado:
Universidad de California, Los Ángeles


Print article

Canales

Química Clínica

ver canal
Imagen: El módulo de inmunoquímica de alto rendimiento en el cobas e801 (Fotografía cortesía de Roche Diagnostics).

Desarrollan método nuevo para calcular el tamaño de las partículas de LDL

La enfermedad aterosclerótica prematura ocurre comúnmente en individuos con dislipidemia aterogénica que comparten un fenotipo caracterizado por obesidad centrípeta, resistencia a la insulina e inactividad física.... Más

Microbiología

ver canal
Imagen: El dispositivo Oxford Nanopore MinION (Fotografía cortesía de Oxford Nanopore Technologies).

Determinan la carga viral de SARS-CoV-2 de la garganta posterior en muestras de saliva

Las muestras de saliva orofaríngea posterior son una muestra no invasiva más aceptable para pacientes y trabajadores de la salud. A diferencia del síndrome respiratorio agudo severo, los pacientes con... Más

Patología

ver canal
Imagen: Diagrama esquemático de una puntuación de orina para el diagnóstico exacto no invasivo y la predicción del estudio de rechazo de trasplante de riñón (Fotografía cortesía de la Universidad de California, San Francisco).

Lanzan análisis en orina para determinar el riesgo de rechazo del trasplante renal

Para los receptores de trasplante de riñón, la detección rápida y exacta del rechazo de trasplante es vital para una intervención oportuna. Desafortunadamente, el estándar de oro para el diagnóstico de... Más

Tecnología de Lab

ver canal
Imagen: El kit de recolección de ADN de la saliva de Oragene (Fotografía cortesía de DNA Genotek)

ADN metilado en la saliva predice la probabilidad de desarrollar obesidad infantil

Un estudio basado en el análisis de muestras de saliva respalda el concepto de que se puede usar la determinación de la metilación del ADN en el tejido salival para predecir el desarrollo eventual de obesidad... Más

Industria

ver canal
Imagen: En 2019, se espera que los diagnósticos de laboratorio en un chip/microfluídicos crezcan al ritmo más rápido de TCAC, debido a su capacidad para reducir los procesos de laboratorio completos a un solo chip y acelerar el proceso de diagnóstico de enfermedades con resultados cuantitativos de alta precisión (Fotografía cortesía de Fotolia).

Mercado mundial de inmunoanálisis microfluidos llegará a los dos mil millones de dólares en 2025

Se espera que el mercado global de inmunoanálisis microfluídico crezca a una tasa anual compuesta del 12,7% desde 2019, a dos mil millones de dólares para 2025, impulsado por los mayores beneficios ofrecidos... Más
Copyright © 2000-2020 Globetech Media. All rights reserved.