Utilizamos cookies para comprender de qué manera utiliza nuestro sitio y para mejorar su experiencia. Esto incluye personalizar el contenido y la publicidad. Para más información, Haga clic. Si continua usando nuestro sitio, consideraremos que acepta que utilicemos cookies. Política de cookies.
Presenta Sitios para socios Información LinkXpress
Ingresar
Publique su anuncio con nosotros
ORTHO CLINICAL DIAGNOSTICS

Edad del padre ayuda a predecir niveles de biomarcador para Alzheimer

Por el equipo editorial de Labmedica en español
Actualizado el 28 Mar 2018
Print article
Imagen: La muestra de tejido postmortem del cerebro de un paciente con la enfermedad de Alzheimer (EA) revela una patología que incluye placas de beta amiloide y ovillos de Tau (Fotografía cortesía del Dr. Dale Bredesen).
Imagen: La muestra de tejido postmortem del cerebro de un paciente con la enfermedad de Alzheimer (EA) revela una patología que incluye placas de beta amiloide y ovillos de Tau (Fotografía cortesía del Dr. Dale Bredesen).
La enfermedad de Alzheimer (EA) se desarrolla durante varias décadas y los individuos presintomáticos pueden ser los mejores candidatos para los ensayos clínicos, pero su identificación es un desafío porque no tienen síntomas.

Las personas asintomáticas con antecedentes familiares de EA esporádica tenían más probabilidades de presentar biomarcadores amiloides cerebrales anormales en el líquido cefalorraquídeo a medida que se aproximaban a la edad en que la enfermedad se inició en sus padres, lo que indica que la proximidad al inicio de los síntomas en los padres puede ayudar a predecir los cambios en el biomarcador amiloide.

Un equipo de científicos liderado por aquellos de la Universidad McGill (Montreal, QC, Canadá) analizó muestras de líquido cefalorraquídeo (LCR) para detectar la presencia de amiloide-1-42 (Aβ1-42) en 101 personas, sin deterioro cognitivo, inscritas en la cohorte de Evaluación Presintomática de Tratamientos Novedosos o Experimentales para la enfermedad de Alzheimer (PREVENT-AD), desde el 1 de septiembre de 2011 hasta el 30 de noviembre de 2016. Junto con un subconjunto de los 101 participantes de PREVENT-AD, el análisis incluyó a 128 participantes del Estudio Adultos Niños (ACS) (de los que en 112 se midieron los analitos en el LCR y en 107 se practicó una tomografía por emisión de positrones marcada con el compuesto B Pittsburgh con carbono 11 (PIB-PET) y 135 participantes del Registro de Wisconsin para la Prevención del Alzheimer (WRAP) (en 85 de ellos se realizó medición de LCR y en todos se realizó una PIB -PET).

Los científicos encontraron que los participantes de PREVENT-AD que se acercaban a la edad de inicio de la enfermedad de Alzheimer de sus padres tenían niveles más bajos de amiloide 1-42 en el LCR; esta relación fue más fuerte en los portadores de APOE4 y en las mujeres. Entre los participantes de ACS, el equipo observó la misma asociación utilizando datos PIB-PET, y el uso de los datos del LCR y PIB-PET también replicaron la interacción sexual femenina. Aunque los hallazgos no se replicaron utilizando datos de corte transversal entre los participantes de WRAP, el vínculo entre la edad de inicio de la enfermedad de Alzheimer de los padres y los niveles de amiloide en el LCR y la interacción de APOE se replicaron utilizando datos longitudinales PIB-PET.

Sylvia Villeneuve, PhD, autora principal del estudio, dijo: “La mejor ventana de tiempo para prevenir la enfermedad de Alzheimer es cuando las personas todavía están asintomáticas, antes de que ocurra una degeneración neuronal extensa”. “La identificación de individuos asintomáticos es desafiante y costosa, presentando dificultades significativas para la generación actual de ensayos clínicos. En la enfermedad de Alzheimer autosómica dominante, el inicio de los síntomas es determinable a través de las generaciones”.

Los autores concluyeron que sus resultados sugieren que la proximidad al inicio de los síntomas de los padres puede ayudar a estimar los cambios del biomarcador de Aβ en mujeres o individuos asintomáticos portadores de APOE4 con antecedentes parentales de EA esporádica. El estudio fue publicado el 26 de febrero de 2018 en la revista JAMA Neurology.


Print article

Canales

Copyright © 2000-2018 Globetech Media. All rights reserved.