Utilizamos cookies para comprender de qué manera utiliza nuestro sitio y para mejorar su experiencia. Esto incluye personalizar el contenido y la publicidad. Para más información, Haga clic. Si continua usando nuestro sitio, consideraremos que acepta que utilicemos cookies. Política de cookies.
Presenta Sitios para socios Información LinkXpress
Ingresar
Publique su anuncio con nosotros
Abbott Diagnostics

Illumina

Illumina develops, manufactures and markets integrated systems for the analysis of genetic variations and biological ... más Productos destacados: More products

Los microbios intestinales son diferentes entre dos enfermedades comunes

Por el equipo editorial de Labmedica en español
Actualizado el 08 Jan 2019
Print article
Imagen: Una micrografía electrónica de barrido a color (SEM) de Faecalibacterium prausnitzii, una de las bacterias anaeróbicas más abundantes en la microbiota intestinal humana; su abundancia relativa es un biomarcador de la salud intestinal en los adultos (Fotografía cortesía de BioFoundations).
Imagen: Una micrografía electrónica de barrido a color (SEM) de Faecalibacterium prausnitzii, una de las bacterias anaeróbicas más abundantes en la microbiota intestinal humana; su abundancia relativa es un biomarcador de la salud intestinal en los adultos (Fotografía cortesía de BioFoundations).
La enfermedad intestinal inflamatoria (EII) y el síndrome del intestino irritable (SII) son dos de las enfermedades más comunes del tracto gastrointestinal. A diferencia de la EII, el SII no causa inflamación, úlceras u otros daños en el intestino.

Por el contrario, el SII es un problema mucho menos serio llamado un trastorno funcional. Esto significa que el sistema digestivo parece normal pero no funciona como debería. Los síntomas del SII pueden incluir calambres, hinchazón, gases, diarrea, estreñimiento y mucosidad en las heces. El SII también ha sido llamado colon espástico o intestino espástico.

Un equipo internacional de científicos dirigido por la Universidad de Groningen (Groningen, Países Bajos) realizó una secuenciación metagenómica en muestras de heces de 355 individuos con EII (enfermedad de Crohn o colitis ulcerosa), 412 individuos con SII y 1.025 personas no afectadas, controles sanos, en busca de especies microbianas y cepas asociadas con una o ambas afecciones inflamatorias del intestino.

El equipo realizó una secuenciación metagenómica de tipo escopeta utilizando instrumentos Illumina (Illumina, San Diego, CA, EUA) en el ADN microbiano en muestras de heces recolectadas en el hogar de 1.792 casos bien fenotipificados y controles de tres cohortes de los Países Bajos. Los datos de la secuencia del equipo llevaron a 219 taxones relacionados con la enfermedad de Crohn, 102 taxones asociados con la colitis ulcerosa y 66 taxones con vínculos aparentes con el SII. Hubo cierta superposición entre las condiciones: dentro de la EII, por ejemplo, al menos 87 de los microbios implicados en la colitis ulcerosa también aparecieron en individuos con enfermedad de Crohn.

El científico observó que la diversidad de cepas dentro de especies bacterianas beneficiosas, como Faecalibacterium prausnitzii, tendía a disminuir en los intestinos de los individuos con EII o SII en relación con los controles no afectados. También observaron cambios en la diversidad de cepas para 21 especies bacterianas en individuos con enfermedad de Crohn, en comparación con los cambios en la diversidad de cepas en 15 especies en aquellos pacientes con colitis ulcerosa y en los pacientes en el grupo SII. El equipo también calculó las tasas de crecimiento para un subconjunto de las especies microbianas intestinales, identificando pequeños grupos de especies que parecían haber alterado la abundancia en cada una de las condiciones. Además, investigaron las diferencias en la composición bacteriana, el contenido de genes y las funciones de los genes en los casos de EII y SII.

Los autores concluyeron que a pesar de la superposición sustancial entre el microbioma intestinal de los pacientes con EII y SII en comparación con los individuos de control, fueron capaces de utilizar las diferencias en la composición de la microbiota intestinal para poder diferenciar a los pacientes con EII de aquellos con SII. Al combinar los perfiles a nivel de especie y los perfiles de nivel de cepas con las tasas de crecimiento bacteriano, las funciones metabólicas, la resistencia a los antibióticos y el análisis del factor de virulencia, identificaron especies bacterianas clave que pueden estar involucradas en dos enfermedades gastrointestinales comunes. El estudio fue publicado el 19 de diciembre de 2018 en la revista Science Translational Medicine.

Enlace relacionado:
Universidad de Groningen
Illumina



Print article
Mayo Medical Laboratories
CELLAVISION AB

Canales

Química Clínica

ver canal
Imagen: Las muestras de sangre se cargan en un espectrómetro de masas para analizarlas en busca de signos de variaciones metabólicas que pudieran indicar un trastorno del espectro autista (Fotografía cortesía de NeuroPointDX).

Una prueba en sangre identifica los metabotipos de aminoácidos asociados con el autismo

El trastorno del espectro autista (TEA) se podría beneficiar de nuevos y mejores métodos de diagnóstico y la llegada de un análisis de sangre recién comercializado, junto con otros esfuerzos dirigidos... Más

Diagnóstico Molecular

ver canal
Imagen: Los genes recientemente identificados (rojos) y conocidos (azules) vinculados al aumento de la enfermedad de Alzheimer en esta tabla representan los resultados del análisis de asociación de todo el genoma de 94.437 individuos con Alzheimer de aparición tardía (Fotografía cortesía de Brian W. Kunkle, MD, PhD y colegas).

Un meta-análisis sobre la enfermedad de Alzheimer identifica genes de riesgo nuevos

El riesgo de enfermedad de Alzheimer de inicio tardío (LOAD, por sus siglas en inglés), la demencia más frecuente, está parcialmente impulsado por la genética. Los científicos han descubierto cinco nuevos... Más

Hematología

ver canal
Imagen: Frotis de sangre de un paciente con linfocitosis monoclonal de células B. Los dos linfocitos atípicos están maduros con un borde pequeño de citoplasma basófilo y cromatina aglomerada o agrietada (Fotografía cortesía de Elizabeth Courville, MD).

El ADN circulante en el plasma puede identificar potencialmente los tumores incipientes

El diagnóstico precoz del cáncer podría mejorar las tasas de supervivencia. Como el ADN tumoral circulante (ctADN) conlleva modificaciones específicas del cáncer, tiene un gran potencial como biomarcador... Más

Patología

ver canal
Imagen: Un diagrama muestra cómo el dispositivo de microfluidos separa las células cancerosas de la sangre. Los círculos verdes representan células cancerosas (Fotografía cortesía del profesor Ian Papautsky, PhD).

Un dispositivo nuevo de microfluidos detecta las células cancerosas en la sangre

La capacidad de aislar con éxito las células cancerosas es un paso crucial para permitir una biopsia líquida para detectar el cáncer mediante una simple extracción de sangre. Esto eliminaría la incomodidad... Más

Industria

ver canal
Imagen: La plataforma Respuesta del Huésped al Análisis Microbiano se puede adaptar a diferentes patógenos, incluida la Salmonella enterica (Fotografía cortesía de Wikipedia).

Una caja de herramientas nueva que funciona con IA proporciona conocimientos sobre los patógenos infecciosos

Los científicos del Instituto Francis Crick (Londres, Inglaterra) y el UCL (Londres, Inglaterra) desarrollaron una nueva plataforma que funciona usando la IA y que puede analizar cómo los patógenos infectan... Más
Copyright © 2000-2019 Globetech Media. All rights reserved.