Utilizamos cookies para comprender de qué manera utiliza nuestro sitio y para mejorar su experiencia. Esto incluye personalizar el contenido y la publicidad. Para más información, Haga clic. Si continua usando nuestro sitio, consideraremos que acepta que utilicemos cookies. Política de cookies.

Please note that the LabMedica website is also available in a complete English version
Presenta Sitios para socios Información LinkXpress
Ingresar
Publique su anuncio con nosotros
LGC Clinical Diagnostics

Deascargar La Aplicación Móvil




Eventos

24 feb 2024 - 28 feb 2024
05 mar 2024 - 07 mar 2024

Receptores de células T asociados a la autoinmunidad reconocen péptidos unidos a variantes de HLA

Por el equipo editorial de LabMedica en español
Actualizado el 20 Dec 2022
Print article
Imagen: Un receptor de células T que reconoce un fragmento de proteína humana (izquierda) es notablemente similar a uno que reconoce un fragmento de proteína bacteriana (derecha) y a dos receptores capaces de reconocer fragmentos de proteína humana y bacteriana (centro) (Fotografía cortesía de la Facultad de Medicina de la Universidad Washington)
Imagen: Un receptor de células T que reconoce un fragmento de proteína humana (izquierda) es notablemente similar a uno que reconoce un fragmento de proteína bacteriana (derecha) y a dos receptores capaces de reconocer fragmentos de proteína humana y bacteriana (centro) (Fotografía cortesía de la Facultad de Medicina de la Universidad Washington)

La respuesta inmunitaria en la enfermedad autoinmunitaria recapitula la de las respuestas dirigidas contra la infección, excepto que los autoantígenos son, o se convierten en, el objetivo del sistema inmunitario adaptativo. Estos autoantígenos pueden impulsar un proceso que se localiza dentro de un órgano específico, como la glándula tiroides (enfermedad de Graves, tiroiditis de Hashimoto) o el cerebro (esclerosis múltiple).

La enfermedad autoinmune ocurre cuando una respuesta inmune ataca los propios tejidos. Como todas las respuestas inmunitarias adaptativas, se centra en antígenos específicos mediante receptores de células T y receptores de células B. A diferencia de la infección, los antígenos que estas células reconocen se procesan a partir de proteínas dentro del órgano diana y esto provoca un proceso inflamatorio crónico que interrumpe la función normal del tejido.

Un gran equipo internacional de inmunólogos, parcialmente dirigido por los de la Facultad de Medicina de la Universidad Washington en St. Louis (St. Louis, MO, EUA), investigó la teoría de que algunas células T que reaccionan a los microbios también pueden reaccionar a las proteínas humanas normales, causando una enfermedad autoinmune. Las enfermedades autoinmunes, la espondilitis anquilosante, que involucra artritis en la columna y la pelvis, y la uveítis anterior aguda, que se caracteriza por inflamación en el ojo, están fuertemente asociadas con una variante de HLA llamada HLA-B*27.

El equipo ideó un método para identificar fragmentos de proteínas que impulsan una respuesta de células T cuando se combinan con HLA-B*27 y mapeó los fragmentos contra el genoma humano y cinco genomas bacterianos para identificar las proteínas a partir de las cuales se pueden haber originado los fragmentos. Aislaron receptores de linfocitos T huérfanos (TCR) que expresan un motivo 2,3,4 de la región variable de la cadena β pública asociada a la enfermedad, región determinante del complemento 3β (BV9–CDR3β) de células T de sangre y del líquido sinovial de individuos con espondilitis anquilosante (EA) y del ojo en individuos con uveítis anterior aguda (UAA).

Estos TCR mostraron un emparejamiento de cadena de región variable de cadena α (AV21) consistente y se expandieron clonalmente en la articulación y el ojo. Los investigadores utilizaron bibliotecas de péptidos de visualización de levadura HLA-B*27:05 para identificar péptidos propios compartidos y péptidos microbianos que activaban los TCR derivados de la EA y la UAA. El análisis estructural reveló que la reactividad cruzada de los TCR para el péptido-MHC estaba enraizada en un motivo de unión compartido, presente tanto en los antígenos propios como en los antígenos microbianos que interactúan con los TCR BV9-CDR3β.

Michael Paley, MD, PhD, profesor asistente de medicina y coautor del estudio, dijo: “Para la espondilitis anquilosante, el tiempo promedio entre los síntomas iniciales y el diagnóstico real es de siete a ocho años. Acortar ese tiempo con diagnósticos mejorados podría tener un impacto dramático en la vida de los pacientes, porque el tratamiento se podría iniciar antes. En cuanto a la terapéutica, si pudiéramos dirigirnos a estas células T que causan enfermedades para eliminarlas, podríamos curar a un paciente o tal vez incluso prevenir la enfermedad en personas con la variante genética de alto riesgo. Hay mucho potencial para el beneficio clínico aquí”. El estudio fue publicado el 7 de diciembre de 2022 en la revista Nature.

Enlaces relacionados:
Facultad de Medicina de la Universidad Washington

Miembro Platino
PRUEBA RÁPIDA COVID-19
OSOM COVID-19 Antigen Rapid Test
One Step HbA1c Measuring System
GREENCARE A1c
PRUEBA DE ANTIPÉPTIDO CÍCLICO CITRULINADO
GPP-100 Anti-CCP Kit
Miembro Oro
Blood Glucose Reference Analyzer
Nova Primary

Print article

Canales

Química Clínica

ver canal
Imagen: La solución de espectrometría de masas de Cobas para laboratorios clínicos (Fotografía cortesía de Roche Diagnostics)

Analizador clínico automatizado basado en espectrometría de masas podría transformar pruebas de laboratorio

La espectrometría de masas, conocida por su mayor sensibilidad y especificidad en comparación con los inmunoensayos, es particularmente efectiva para probar moléculas como la vitamina... Más

Hematología

ver canal
Imagen: El CytoTracker Leukometer es un dispositivo portátil que ofrece rápidamente lecturas basadas en una sola gota de sangre (Fotografía cortesía de RizLab Health)

Rastreador portátil de glóbulos blancos podría permitir pruebas rápidas de infecciones

Los glóbulos blancos, o leucocitos, son indicadores clave de la salud del sistema inmunológico de un individuo. Los recuentos altos o bajos de leucocitos pueden indicar la gravedad de una infección, indicar... Más

Tecnología

ver canal
Imagen: El sensor electroquímico detecta HPV-16 y HPV-18 con alta especificidad (Fotografía cortesía de 123RF)

Biosensor de ADN permite diagnóstico temprano del cáncer de cuello uterino

El disulfuro de molibdeno (MoS2), reconocido por su potencial para formar nanoláminas bidimensionales como el grafeno, es un material que llama cada vez más la atención de la comunidad... Más
Copyright © 2000-2024 Globetech Media. All rights reserved.